24 May 2024

El seminario de puertas abiertas

«Puertas abiertas para compartir una pasión que está en seminario, sí, pero que pertenece al latido de toda nuestra comunidad cristiana. El seminario es un buen termómetro de la salud de una Diócesis, cuando hay ilusión, fidelidad y esperanza. Vale la pena abrir sus puertas para conocerlo, para rezar por ellos y para ayudarlos cada uno como buenamente se pueda».

Carta semanal de nuestro Arzobispo, Fr. Jesús Sanz Montes, ofm
(Publicado el 05/03/2023 en: https://www.iglesiadeasturias.org/carta/puertas-abiertas/)

El pasado sábado 4 de marzo nuestro Seminario celebró una jornada de puertas abiertas dirigida a descubrir, más si cabe, las diversas vocaciones cristianas que nuestra fe nos regala. En una preciosa iniciativa conjunta se unieron las distintas delegaciones diocesanas que tocan esta temática- Pastoral Vocacional, Familia y Vida, Apostolado Seglar, CONFER y el propio Seminario – para diseñar unos talleres específicos que ayudasen a profundizar en la esencia y singularidad de las distintas vocaciones cristianas.

Comenzamos con una oración comunitaria en la Capilla Mayor en la que participaron todas las Delegaciones y asistentes a la Jornada. La oración preparada por el P. Roberto, carmelita miembro de la CONFER, nos ayudó a todos a situarnos en una dinámica de escucha orante en los talleres que íbamos a tener la oportunidad de recorrer. Comenzamos por la vocación bautismal tan definitoria de nuestra identidad cristiana. A través del juego Kahoot con una serie de preguntas y respuestas fuimos redescubriendo y gustando nuestra condición de cristianos bautizados llamados a vivir la santidad cada día en nuestras tareas cotidianas. Seguimos por la vocación matrimonial y familiar con el deseo de aprender a valorar la belleza e importancia de la familia cristiana en nuestra sociedad. En este sentido nos ayudó especialmente el testimonio y ejemplo de un joven matrimonio- Julio y Rocío- que junto a sus cuatro hijos lograron visibilizar de forma muy gráfica las bondades y exigencias de la vida matrimonial. Reconocer la familia como un don y un regalo de Dios es el primer paso para iniciar el camino de la vocación matrimonial.

A continuación, la CONFER nos presentó la vida consagrada a través de unos videos sencillos y muy pedagógicos. Convenia distinguir la vida consagrada activa propia de tantos institutos religiosos, de la vida consagrada contemplativa que caracteriza a los monjes y religiosas contemplativas. Todos pudimos descubrir la radicalidad de su estilo de vida con la práctica de los votos de pobreza, castidad y obediencia, así como la hondura de su pertenencia absoluta a Dios. Ellos, sin duda alguna, constituyen el pulmón orante en la vida de la Iglesia y nos sostienen con su oración de intercesión.

Por último, nos adentramos en el interior de la comunidad del Seminario para que, a través de un recorrido por las distintas estancias comunitarias: biblioteca, comedor, sala común, gimnasio, habitaciones y oratorio, presentar la tan querida por nosotros vocación sacerdotal. Durante el recorrido los asistentes pudieron escuchar los testimonios de los seminaristas y preguntar cualquier cuestión sobre la formación para el sacerdocio. Todos reconocieron la importancia de cuidar las vocaciones sacerdotales por la imprescindible labor que desarrollan los sacerdotes en las comunidades y parroquias. Terminamos la jornada con una visita a la preciosa Biblioteca del Seminario y con una oración ante la tumba de nuestros beatos seminaristas mártires en la Capilla Mayor. A ellos nos encomendamos para que cuiden y alienten las distintas vocaciones cristianas de nuestra Diócesis y nos ayuden a tomar conciencia de la importancia de discernir y acompañar cada vocación cristiana con responsabilidad y amor respetando siempre la libertad de cada persona.