22 Feb 2024

Admisión a Órdenes en la Catedral de Santander

Con motivo del mes de San José en el cual se promueve las vocaciones sacerdotales, el pasado viernes 3 de marzo, tuvo lugar, en la Catedral de Santander el rito de admisión a Sagradas Ordenes de Eliar Omar Blandón Gadea, seminarista de la Diócesis de Santander y miembro de esta comunidad del Seminario Metropolitano de Oviedo.

Estuvieron presentes el obispo de Santander D. Manuel Sanchez Monge, los rectores de los dos seminarios de Santander y Oviedo, D. Prudencio Cabrero y D. Sergio Martinez, junto con todo el equipo formativo y la comunidad del seminario, también hicieron acto de presencia algunos sacerdotes de la diócesis santanderina demostrando con ello un verdadero sentido eclesial; cabe mencionar a los grupos juveniles, y los feligreses de las parroquias donde Eliar ha hecho pastoral: la unidad pastoral de Castro y actualmente en San Vicente de la Barquera.

Cada mes, la pastoral de jóvenes tienen como actividad una oración que normalmente suele presidir el obispo de esta diócesis, en donde los diferentes grupos y movimientos juveniles organizan un encuentro de oración con el Señor, acompañado de testimonios, reflexión y música

 con la intención de que los jóvenes tengan un encuentro personal con Cristo. En esta ocasión nuestro seminario organizó la oración y la música.

Durante la oración se compartieron diferentes testimonios para promover la diversidad de vocaciones a las que Dios llama, Patricia y José, unos novios que van a casarse, Juan José, el otro seminarista de Santander y Pilar, una laica consagrada del instituto secular Cruza

da Evangélica, quienes desde el lugar que les corresponde compartieron sus miedos, dudas e incertidumbres por las que tuvieron que pasar en su respuesta al Señor.

En la alocución el Sr. Obispo haciendo referencia al evangelio del pasado domingo, dijo que todos estamos invitados a subir a la montaña con Jesús, y así poder gozar de la gloria del Hijo, pero también de su sufrimiento; en el seminario, añadió, somos invitados a tener una profunda experiencia de Dios, escuchar las palabras del Padre “Este es mi Hijo amado; para anunciarlas después a los demás.

Posteriormente, el obispo acogió con gozo el “sí” de Eliar ante la asamblea reunida, e invitó a orar para que Dios lleve a término lo que un día empezó en la vida de este seminarista. A continuación, se expuso el Santísimo y la oración culminó con la bendición. Por último, Eliar agradeció a todos por participar de la oración.

Nuestro seminario se alegra por el don de la vocación de Eliar y todos los que forman la comunidad del seminario, e invita a los fieles a que recen para que el Señor suscite pastores santos en nuestras diócesis de Oviedo y de Santander; cada vocación en estos tiempos es un signo de misericordia del Padre que no deja de enviar trabajadores a su mies.